Domingo 7 de Agosto de 2022

Hoy es Domingo 7 de Agosto de 2022 y son las 21:53 - FM LA VOZ 96.5

  • 20.9º

20.9°

EL TIEMPO EN TRENEL

18 de noviembre de 2013

Los pampeanos dejan en el casino $400 millones al año

Se calcula que hay aproximadamente nueve mil jugadores compulsivos en la provincia. El Estado se beneficia de esta situación a partir del cobro que hace a través del Instituto y de Rentas
Nuestros comprovincianos baten récords de apuestas en el casino santarroseño durante 2013. Se calcula que asisten unas tres mil personas tanto de la capital provincial como de localidades vecinas y ciudades cercanas a La Pampa (llegan entre 20 y 30 micros por fin de semana).
Según datos oficiales -como se aprecia en el cuadro anexo-, el Casino Club le abonó al Instituto de Seguridad Social (ISS) $10.876.400 en el período enero-octubre de 2013. Y si bien el canon es una suma fija, los números de la Dirección General de Rentas (DGR), donde paga una tasa del 10 por ciento, dan cuenta que la facturación de la sala de juego superaría los 400 millones de pesos anuales. Es decir, más de lo que costará la mega obra del nuevo Hospital de Alta Complejidad.
Casino Club es la cadena más grande de salas de juego de la Argentina (tiene 27 instaladas en el país) y también de Latinoamérica. La ruleta, el poker y sus torneos, los craps (dados), el black jack, el punto y banca o las máquinas tragamonedas son los principales atractivos de la mayor industria de los juegos de azar en La Pampa.
La cifra de dinero que apuestan los pampeanos parece una afrenta a la modesta sociedad en la que vivimos.

Ludópatas crónicos.
El impulso irreprimible de jugar en un casino es patológico, según determinan los especialistas, y lamentablemente cada día tiene más adeptos en La Pampa: alcanza al 3 por ciento de la población, es decir, hay aproximadamente 9 mil jugadores compulsivos en la provincia. El dinero que dejan día a día es inconmensurable. Basta pensar en el canon que le abona el Casino al ISS, que cuenta con una cláusula gatillo que no puede ser inferior a los 200 mil dólares al mes y que aumentará un 5% anual a partir del primer día del año 2015, en forma acumulativa y hasta la finalización del plazo de la concesión. Esto da cuenta de las enormidad de las cifras del juego.
La gente que cae en la irresponsabilidad del juego es preocupante más allá que, como se explicó, entre el canon al ISS y lo que se paga a la DGR, quede mucho dinero a las arcas públicas, algo que, por otra parte, lamentablemente es propiciado por el mismo Estado.
Como dice el adagio, de enero a diciembre el dinero se lo queda el banquero; en este caso, el complejo enclavado en la Avenida Arturo Illia 650, que no cierra nunca.
El Casino posee 16 mesas de ruleta, cinco de black jack, tres de punto y banca, cuatro de craps (juego de dados) y tres mesas de poker. Todo ello junto a más de 300 máquinas tragamonedas que promocionan sensacionales Jackpots (los llamados Pozos Acumulados). Toda una parafernalia.

Acuerdo y hotel.
La empresa tiene la concesión hasta 2026, según quedó plasmado en el acuerdo firmado el 28 de julio de 2011 entre el ISS -representado por su titular, Miguel Tavella- y el Casino Club S.A. de Santa Rosa, propiedad del empresario kirchnerista Cristóbal López. También se definieron las cifras del canon mensual ya referido, en dólares de acuerdo a la cotización de cierre del BNA. Y se incluyó el envío a la Legislatura de un proyecto de Ley para que el incremento del canon se destine íntegramente al Sempre.
Además se rubricó una addenda para levantar un hotel 4 estrellas, hoy en plena construcción, junto al cierre definitivo de la sala de máquinas tragamonedas del centro santarroseño cuando finalice la obra.
En aquel momento, la firma concesionaria se comprometió a invertir una suma de dinero no inferior a los "pesos setenta y tres millones quinientos setenta y cinco mil ($ 73.575.000), neto de IVA"
El hotel contará con 81 habitaciones y 162 plazas, un centro de convenciones para 350 personas junto con la ampliación de la playa de estacionamiento actualmente existente. La obra deberá estar completamente ejecutada y el monto comprometido totalmente invertido dentro de un plazo de ejecución de treinta y seis meses
Una vez finalizada la obra, el Casino procederá al cierre definitivo de la sala de máquinas tragamonedas que actualmente funciona en la calle Hilario Lagos 155, de la ciudad de Santa Rosa. Se previó como plazo máximo el 26 de octubre de 2014, fecha en que se cumple el tiempo estipulado para concretar la inversión, o a la fecha de habilitación del hotel y sala de convenciones, si ésta fuera anterior.
El cierre de la sala de tragamonedas del centro resolverá el cuestionamiento público que surgió en vista a que su ubicación generaría algún problema de tipo social. El compromiso de la firma es no producir despidos en el personal ya que se mantendrán los puestos de trabajo reubicando a los trabajadores en el hotel o en el casino.
Aún así es una irreverencia la cantidad de sueldos, mayormente de los que menos tienen, que descansa mes a mes en el Casino. www.laarena.com.ar