Lunes 4 de Julio de 2022

Hoy es Lunes 4 de Julio de 2022 y son las 21:45 - FM LA VOZ 96.5

  • 20.9º

20.9°

EL TIEMPO EN TRENEL

29 de noviembre de 2013

Mac Allister se aleja del PRO y afianza su alianza con Verna

Carlos Mac Allister desembarcó con furia en la política: en sólo un par de meses logró una banca como diputado con ayuda inicial del PRO y el apoyo final del senador Carlos Verna, quien buscaría sumarlo al bloque de Sergio Massa en la Cámara baja.

Aunque Mauricio Macri dispuso de personal y recursos para su campaña, sus operadores lo perdieron de vista ya desde antes de octubre, cuando el ex marcador lateral de Boca había cerrado un acuerdo con Verna. 

Hábil, el ex gobernador le brindó su estructura para garantizarle una banca y lo hizo notar en los resultados: 11 de los 38 mil votos los obtuvo en el departamento de Maraco, cuya cabecera es General Pico, tierra natal de Verna. 

El repunte de Mac Allister fue motivo de pase facturas en el peronismo, incluso en el bunker de la noche del 27 de octubre. 

“Mac Allister hizo una muy buena elección, seguramente ayudado por parte del peronismo”, protestó Gustavo Fernández Mendía, quien también tiene llegada a Verna, pero responde más al gobernador Oscar Jorge. 

Jorge fue el más furioso. “Hay que tener lealtad”, protestó por la repentina fuga de votos hacia el ex futbolista. 

A diferencia Miguel Del Sel o Alfredo De Angeli, Mac Allister no tiene rastros en su ciudad natal. 

“Se fue de chico, invirtió todos sus ahorros en departamentos en Miami y sólo creó en Santa Rosa un club con su nombre, como muestra de que su ego no tiene límites”, relató a LPO un dirigente lo ayudó para la campaña. 

Deseoso de ser candidato a gobernador en 2015, el ex boquense no rechazó ninguna mano. Uno de sus financistas habría sido Francisco De Narváez, con quien lo une un vínculo personal. Y entre los que participaron de a ratos en su campaña estuvo Guillermo Matzkin, hijo del exministro Jorge Matzkin.

Macri le brindó un equipo de campaña que le dio apoyo logístico, pero no mucho más. 

Su distancia con el PRO tuvo el primer capítulo en la reunión que Macri lideró con los legisladores que su fuerza tendrá en diciembre. Por “problemas climáticos” se excusó de llegar.

En su afán de reclutar figuras el jefe de Gobierno entierra el pasado sin problemas. Cualquier futbolero recuerda que fue bajo su gestión que Carlos Bilardo terminó con la carrera de Mac Allister en Boca, en una movida para desterrar a los viejos capitanes. 

Su fantasía de gobernar La Pampa no es descabellada, porque el PJ y la UCR están divididos y nada indica que puedan resolver sus diferencias en una interna. 

De eso sabe Verna que apeló a él para octubre y puede tenerlo como una amenaza si es que no decide volver a pelear por la gobernación. Sabrá que “el colorado” dio muestras de poder disparar para otro lado cuando lo crea conveniente. 

fuente: La política on line

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!