Sábado 20 de Abril de 2024

Hoy es Sábado 20 de Abril de 2024 y son las 14:35 - FM LA VOZ 96.5

  • 20.9º

20.9°

EL TIEMPO EN TRENEL

4 de septiembre de 2014

Coimas en el acueducto: jueces mandaron a la cárcel a Romero Oneto y Oppezzo

Los jueces de la Cámara en lo Criminal de Santa Rosa dieron por probado este miércoles que se pagaron coimas en la construcción del Acueducto del Río Colorado y condenaron a 3 años de prisión al abogado y exfiscal Enrique Romero Oneto y al ingeniero Carlos Oppezzo. Dijeron que está probado el pago de dádivas de 86.300 pesos para que se hicieran la "vista gorda" en los controles de la obra. Irán presos una vez que la condena que firme.

El fiscal Jorge Amado pidió hace una semana que Romero Oneto y Oppezzo sean condenados a 3 años y dos meses de prisión. Los defensores, en tanto, solicitaron la absolución. Finalmente los jueces establecieron una pena de 3 años, en una sentencia que se leyó a partir de las 18.15.

Los magistrados rechazaron que la causa haya prescripto y establecieron, además, que los dos condenados deberán pagar los costos del juicio. Dijeron que el hecho que cometieron es de una "naturaleza aberrante" y que, por eso, deben ir presos.

Según los jueces, Romero Oneto, quien era asesor legal de la Comisión Técnica del Acueducto Colorado (Cotarc), recibió coimas de parte de Oppezzo, quien era el jefe de los inspectores, entre 1998 y 2003.

Romero Oneto, en ese cargo, era quien autorizaba el desembolso del dinero del Estado provincial por los honorarios de Oppezzo, de acuerdo con el avance de las obras. Para no tener obstáculos, Oppezzo le terminó pagando sobornos: en total, 59 cheques por 86.300 pesos, siempre según la acusación.

Los jueces condenaron a Romero Oneto por el delito de cohecho pasivo como delito continuado e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, más costas. En el caso de Oppezzo, fue condenado por cohecho activo como delito continuado, más costas.

La defensa de Romero Oneto la ejercieron los abogado Sebastián País Rojo y Carolina Ghione, y la de Oppezzo, Mariano Alomar. El tribunal que los enjuició estuvo integrado por los jueces Elvira Rosetti, Alejandra Ongaro, Miguel Angel Gavazza. Y el fiscal del debate fue Jorge Marcelo Amado.

¿Qué dijeron los jueces? "Ambos imputados utilizaron su inteligencia comercial, exigiendo uno y dando el otro las facturas correspondientes a los cheques cobrados, para que obviamente apareciera la dádiva como una cuestión laboral ajena a la actividad que ambos desarrollaban en la Provincia".

"No es ésta a nuestro juicio, la manera de ayudar económicamente a un amigo como mencionaran los imputados, porque parece fuera de la situación la exigencia de una factura, el pago de ingresos brutos y el conocimiento de lo hecho por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos. Cuando se ayuda a un amigo no hay exigencias de esta naturaleza".

"Al margen de ello ha quedado en evidencia que ninguna persona vinculada a estos Organismos conocía la relación comercial que mantenían los imputados entre sí, cuando la permanencia durante tanto tiempo en los mismos ámbitos hubiera permitido ese conocimiento. Si la tarea encomendada de asesoramiento era legal, porque no hacer conocer esta circunstancia y mantenerla oculta durante tanto tiempo".

Dijeron que el asesoramiento de Romero Oneto a Opezzo relacionado con la Cotarc no fue autorizado por ningún estamento administrativo y el primero sabía en principio que estaba realizando un acto delictivo y que existía una evidente incompatibilidad para que lo hiciera. "Ha quedado evidenciado por sus propias palabras que Romero Oneto trabajaba en la Cotarc y asesoraba a Opezzo en todo lo relacionado con la obra, porque no puede explicarse que alguien no vinculado al Organismo, organice trabajos delicados para él como es la organización del sistema de servidumbres y otras actividades que reconociera el imputado".

"Además no se encuentra explicación que alguien que no tiene relación con el organismo sea designado como coordinador de la Cotarc, siendo el segundo en jerarquía aunque su nombramiento hubiera sido por corto tiempo. La respuesta es evidente Romero Oneto estuvo en la Coordinación porque trabajaba para el Organismo a través del vínculo con Opezzo que desempeñaba la inspección de la obra, porque como dijimos con anterioridad todo lo relacionado con el agua en la Provincia, forma parte de la actividad de todos los funcionarios y empleados –cualquiera sea el lugar que ocupan por escalafón", manifestaron. "Volvemos a insistir en el mismo aspecto que mencionamos anteriormente. Nadie autorizó el asesoramiento que Romero Oneto brindaba al Ingeniero Opezzo. Fue un acuerdo entre los dos, para que este percibiera una dádiva que se pretendió ocultar mediante el artilugio de la factura y el pago de los ingresos brutos", agregaron. www.diariotextual.com