Miércoles 19 de Junio de 2024

Hoy es Miércoles 19 de Junio de 2024 y son las 08:13 - FM LA VOZ 96.5

  • 20.9º

20.9°

EL TIEMPO EN TRENEL

1 de octubre de 2019

TRENEL, SU HISTORIA Y SUS VIVENCIAS - HOY: HERMES "EL TERO" PINAZZI

A lo largo de la historia de Trenel hubo diferentes proyectos que contribuyeron al desarrollo y también a la transformación de las actividades. Entre tantos emprendimientos surgieron varios talleres mecánicos locales. En esta oportunidad Radio La Voz decidió conversar con quién a mediados de 1964 con apenas 17 años se iniciaba en el mundo laboral.
.
Hermes “el TERO” Pinazzi nos recibió con el mate, la cordialidad y simpatía de siempre y nos comentó que inicialmente comenzó a cursar sus estudios para maestro mayor de obras pero al poco tiempo supo que, para continuar la carrera debía trasladarse a La Plata por lo cual decidió cambiar de rubro y aprender el oficio de desarmar y armar junto a su padre que trabajaba atendiendo los motores de la entonces usina local.
.
El primer taller lo abrieron en la casa de sus papás Victoria Teresa Foglia y Alfonso Pinazzi “…allá por la calle Rivadavia Nº 45 cerquita de la casa de un gran amigo que falleció Oscar Principi, donde teníamos un galponcito con una fosa“ nos dice.
Como siempre, de estos encuentros con los vecinos trenelenses surgen recuerdos y anécdotas “como aquella vez cuando Carlitos Lambrech fue a ver un auto para comprar y mientras miraba el auto con tanto entusiasmo se cayó a la fosa (risas)… Carlitos además de caerse a la fosa compró el auto, recuerdo que era un Ford modelo 1938 color negro muy lindo”
.
Consultado por el primer cliente que recuerda nos dice: “…cuando empecé con el taller quien siempre me traía mucho trabajo era Juan Carlos Tantucci, traía todos autos modelos `38 y `40, unas cupecitas lindas que se arreglaban para vender y también fue el primer auto que compré para nosotros, se lo compré a él, era un auto usado pero para mí … era como un auto cero kilómetro”. Nos comenta que siempre trabajó con su padre hasta que Máximo creció y empezó a trabajar con él, después Dardo y Damián que si bien se dedican a las maquinarias agrícolas siempre están ligados a la mecánica y hoy sigue el trabajo el más chico: Renzo que está a cargo del taller y es fanático de los fierros.
En una recorrida imaginaria por los locales sabemos que del local inicial en Rivadavia pasó a trabajar a la Avenida San Martin con Raúl Tassone, más tarde en el Barrio Norte sobre la calle Famolir, posteriormente a la calle España pegadito a Autoservicio Charlie y luego al lugar donde están hoy “cuando pudimos comprar la esquina (Av San Martin y Las Malvinas) y despacito se construyo el galpón del taller”
.
Los mecánicos de Trenel siempre tuvieron “alma fierrera” fanatismo por los autos de carrera “primero preparábamos una Fort T en el taller de Carlitos Pérez, hacíamos muchas reuniones con la publicidad de HERBA y nos reuníamos con amigos de la vida porque se hacía todo con tiempo para poder tener muchas reuniones y siempre esas reuniones significaban un asado.
Los pilotos del momento eran Ariel Tassone y Hugo Ardenghi con un auto que andaba muy bien y a veces se llevaba a a preparar el motor afuera”
Hermes también recuerda a otros mecánicos de la época: Santiago Serre, Nene Astesano, Don José Bailo, Don Perelli, Carlos Pérez y muchos más “…con ellos siempre tuvimos una buena relación nos hemos consultado todo, porque nos aconsejábamos entre si y siempre le digo a Renzo que cuando no sepa algo hay que preguntarle un amigo, yo aprendí de esa forma, con mis amigos y con mis colegas siempre …”

Junto a Norma Duran formó una hermosa familia con ocho hijos y doce nietos “Hoy tenemos un negocio familiar y mis hijos son entre hermanos muy compañeros y esa es mi felicidad más grande la unión de todos mis hijos”
A lo largo de los años cosechó una gran cantidad de amigos y entre las anécdotas de una de esas amistades nos nombró a otra persona recientemente entrevistada: “… ustedes le hicieron una nota hace pocos días a un gran amigo Luisito “Gramilla” que empezó a trabajar conmigo cuando tenía 13 años y en la viga del taller, hoy casa de mi hija Carina Gramilla escribió con pintura “TALLER LOS AMIGOS DEL ALMA” y se reluce todavía hoy cuando llueve. Gramilla se crió conmigo en el taller pero si me pedís que nombre un amigo yo te cuento: “amigos si vas a nombrar es EL PUEBLO, porque todos en el pueblo son amigos, Trenel es una gran familia ”

Con sus 72 años, “el tero” disfruta sus días con Carina, Verónica, Máximo, Sabina, Dardo, Damián, Macarena y Renzo, comparte con yernos y nueras, esa familia grande rodeada de doce nietos, comiendo asados con sus amigos y por supuesto siempre transitando un tiempito rodeado de fierros y mates en el taller.