Miércoles 25 de Mayo de 2022

Hoy es Miércoles 25 de Mayo de 2022 y son las 09:08 - FM LA VOZ 96.5

  • 20.9º

20.9°

EL TIEMPO EN TRENEL

20 de enero de 2022

CAMBIO CLIMÁTICO - Columna de cuidados del ambiente - a cargo de la Ing Yamila Lucrecia Gerbaudo

CAMBIO CLIMÁTICO…DESMONTE Y OLAS DE CALOR
La semana pasada todo el país vivió una extensa ola de calor, con temperaturas máximas y mínimas que marcaron un nuevo record en la historia de Argentina. Por tal motivo me pareció interesante compartirles algunos fragmentos de una nota de Página 12, que se titula: “No es calor, es desmonte: el vínculo de la deforestación con el cambio climático”:

“…No es calor. Es desmonte”. La consigna largada en las redes sociales ante la última ola de calor que se vivió en el país al iniciar 2022, y particularmente en Salta por al menos tres días, puso de nuevo en el tapete la incidencia del cambio climático en la cotidianeidad. Cuánto hay de cierto y no, es lo que se intentó escudriñar con diversos datos que surgen de informes oficiales, de la experiencia de quienes sufren los peores calores, y también en base a investigaciones científicas. (…) “Partiría diciendo que vínculo hay”, fue la respuesta del doctor en Ciencias Ambientales y referente de la Fundación Refugio, Andrés Leake, quien sostuvo que la frase “no es calor, es desmonte”, tiene fundamento. A nivel global está comprobado que la deforestación contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero. A su vez, indicó que estudios realizados por Duke Univeristy (EEUU) han demostrado que a nivel local la perdida de la cobertura boscosas en zonas tropicales, como ser la Amazonia -en donde enormes franjas de la selva fueron deforestadas en los últimos 15 o 20 años-, las tardes pueden ser hasta 10 grados centígrados más cálidas que las regiones boscosas. "Los árboles en los trópicos parecen limitar las temperaturas máximas que el aire puede alcanzar. Una vez que cortamos esos árboles, perdemos ese servicio de enfriamiento de los árboles, y puede calentarse muy, muy caliente", dice Luke Parsons, investigador climático de la Universidad de Duke, uno de los científicos que lideró los estudios citados por Leake. Según el informe del Banco Mundial “Climate Risk Country Profile – Argentina” (Perfil de Riesgo Climático – Argentina), publicado el año pasado, el aumento de la aridez de los suelos y de los eventos de las sequías dejan más expuestas a las regiones con producción agrícola y ganadera. Las actividades son dos de las principales bases económicas del país, al momento que se desarrollan en las zonas más vulnerables ante los cambios del clima. La existencia de la producción primaria de la cual depende la economía argentina está ligada, a su vez, a la deforestación. Y es esta actividad una de las que más contribuye a su vez a la emisión de los gases de efecto invernadero a nivel global. Se estima que otro problema del cambio climático en el país son las inundaciones que “generarán pérdidas de 700 millones de dólares cada año”, al momento de detallar que “uno de cada tres argentinos viven en zonas proclives a inundaciones”, ante la concentración de la población en el Gran Buenos Aires, la zona pampeana y el Gran Chaco….” (Laura Urbano; 2/01/2022)

Estos fragmentos de esta nota que fue publicada por el diario Página 12, me parecieron sumamente interesante para reflexionar. El avance de la frontera agropecuaria, como los negocios inmobiliarios son alguna de las posibles causas que nos llevan al aumento de tierras desmontadas…Esas tierras estaban cubiertas por árboles nativos, que absorben una gran cantidad de carbono, que es almacenado por ejemplo en su madera. La liberación de este carbono contribuye al cambio climático global y por ende al aumento de las temperaturas... ¿Estamos a tiempo de frenar que estas olas de calor sean frecuentes? ¿Estamos a tiempo de parar el desmote de nuestros bosques nativos?...Aún estamos a tiempo, tal vez tenemos que trabajar un poco más en disminuir los gases de efecto invernadero, es importante frenar el desmonte porque también es perdida de servicios ecosistémicos, de biodiversidad, es pérdida de recursos culturales.

Los invito a que juntos empecemos a cuidar nuestro ambiente y que pensemos que planeta les queremos dejar a las generaciones futuras. Espero sus cometarios, aportes y me pueden seguir en la página de Facebook: 100% Vital porque cuidar el ambiente es una tarea de todos y entre todos…!!!

Autora: Ing. Yamila L. Gerbaudo
E-mail: yami-lucre@hotmail.com