Sábado 20 de Abril de 2024

Hoy es Sábado 20 de Abril de 2024 y son las 14:33 - FM LA VOZ 96.5

  • 20.9º

20.9°

EL TIEMPO EN TRENEL

17 de marzo de 2024

El insólito percance en la cabina de LATAM

Finalmente se reveló la posible causa del grave incidente del Boeing 787 Dreamliner que volaba entre Chile y Nueva Zelandia, y que experimentó una caída repentina de unos 100 metros, resultando en 50 pasajeros heridos.

De acuerdo con fuentes del diario estadounidense The Wall Street Journal, una azafata podría haber activado un interruptor en el asiento del capitán mientras servía comida a los pilotos.

Esto desencadenó una función motorizada automática que empujó el asiento del piloto, lo que provocó que éste presionara el control de mando, según explicaron investigadores estadounidenses basándose en la información preliminar recogida.

Esta función, que se utiliza para colocar el asiento en posición de almacenamiento, no está diseñada para ser utilizada con el piloto sentado en él, sin embargo, la investigación concluye que el piloto podría haber estado sentado con las piernas cruzadas sobre el asiento.

Un portavoz de Latam indicó que la compañía “está colaborando con las autoridades para avanzar en la investigación del incidente”, pero se abstuvo de comentar estos informes preliminares hasta su conclusión. De igual manera, el sindicato de pilotos de Latam y el sindicato de tripulantes de cabina de Latam declinaron hacer declaraciones.

Solo Boeing, el fabricante del avión, declaró brevemente que “estamos en contacto con nuestro cliente (Latam). Boeing está preparada para colaborar en cualquier actividad relacionada con la investigación, según se le solicite”.

El Boeing 787 de Latam llevaba 263 pasajeros y 9 miembros de la tripulación a bordo cuando realizó un aterrizaje de emergencia el lunes a las 16:26 hora local (01:26 de Chile) en el aeropuerto de Auckland, en Nueva Zelanda, después de que el avión cayera repentinamente en pleno vuelo.

“Una azafata que estaba en la cabina de pilotos para servirles la comida apoyó su codo en la cubierta del interruptor que mueve eléctricamente el asiento para guardarlo. El asiento procedió a moverse hacia adelante, empujando al capitán contra la palanca de mando ya que, al parecer, estaba sentado con las piernas cruzadas. Al presionar la palanca se desconectó el piloto automático (AP) y se inició un breve descenso en picada”, describe el informe del incidente.

Según destaca el Wall Street Journal, los hallazgos coinciden con un manual que Boeing distribuirá sobre el interruptor en el asiento del 787 Dreamliner. Además, la publicación especializada Air Current, publicó previamente un informe sobre que la investigación se estaba centrando en un movimiento inesperado del asiento del piloto.

“Un representante de la junta de seguridad aseguró que los primeros antecedentes apuntan a que el movimiento del asiento fue ‘provocado por el piloto, aunque no intencionalmente”, destaca Air Current, mientras que otro miembro señaló que “el movimiento del asiento provocó que la nariz del avión descendiera bruscamente”, sin tener en ese momento detalles de cómo se produjo el desplazamiento.

Fuente: INFOBAE