Jueves 30 de Junio de 2022

Hoy es Jueves 30 de Junio de 2022 y son las 20:09 - FM LA VOZ 96.5

  • 20.9º

20.9°

EL TIEMPO EN TRENEL

21 de julio de 2013

Documento de FAA

Ayer se realizó en Hilario Lagos la Asamblea Anual del Distrito 8 de Federación Agraria Argentina con la participación de sus principales dirigentes zonales. Se analizó el período finalizado, se eligieron autoridades y se emitió un durísimo documento en el que se acusa al gobierno nacional de provocar una fractura social y se afirma que es peor que la década neoliberal del Menem. Tampoco escatima críticas al gobierno provincial.
Participaron de la asamblea, el vice presidente segundo y titular del Distrito Ariel Toselli, de los directores Néstor González, Néstor Soria y Sebastián Forte, del presidente del filial local Cristian Capellere y de presidentes y delegados del resto de las entidades que forman el Distrito 8. En la asamblea, un fuerte reclamo a la apertura de los mercados y el fomento de la cultura asociativa fueron las conclusiones para resistir a un modelo cuyas políticas tiende a favorecer muy fuerte a las concentraciones en desmedro de los pequeños y medianos productores, acompañados de reglas de juego claras en la cadena de comercialización de manera que se permita planificar las explotaciones.

Y se elaboró un documento que dice textualmente: “Una vez más, y como todos los años, la Asamblea Anual del Distrito 8, nos permite a los chacareros federados de la provincia de La Pampa, la posibilidad de encontrarnos para en este ámbito institucional, analizar y debatir acerca de nuestras dificultades y problemas comunes; y con ello diseñar acciones y estrategias gremiales que permitan nuestra permanencia y desarrollo como productores agropecuarios.

La circunstancia actual guarda plena similitud con los peores momentos de los nefastos años 90, que llevaron a la desaparición de decenas de miles de productores agropecuarios, pero con el agravante de una inexorable profundización de los peores infortunios que puedan acontecer a un Estado y sus habitantes.

Ante esto, queremos manifestar nuestro asombro y preocupación ante el indisimulable deterioro de las instituciones, y con ello la emergencia, propagación y naturalización de flagelos como la pobreza, corrupción, inseguridad, violencia, lavado de dinero, inflación y narcotráfico entre otros. Y todo esto, en un marco de fractura social que de manera temeraria ha sido impuesta y alentada desde el gobierno nacional, y que por cierto llevará años y tal vez generaciones en recomponerse.

En lo que concierne a la visualización que el gobierno provincial tiene de los pequeños y medianos productores agropecuarios, hoy podemos decir que no es otra que el lugar donde recurren cada vez que ante el derroche y malgasto de los recursos del Estado, lo lleva a necesitar de más medios para sostener y profundizar un statu quo que está en las antípodas de la promoción y desarrollo territorial y económico de la provincia de La Pampa.

En este sentido, solo podemos acreditar en el “Haber” del gobierno provincial, el aumento del impuesto inmobiliario rural que en la zona agrícola significo un 100% en relación al año anterior, y otros impuestos que gravan la producción, mientras que seguimos anotando en la interminable columna del “Debe”: El diseño y explicitación de políticas activas hacia el sector; La planificación del territorio y con ello la definición del sujeto agrario; La resolución de la precariedad del uso y tenencia de la tierra a partir de la obsolescencia de la legislación que determina las unidades económicas como la inexistente voluntad política de resolver definitivamente la problemática de los desalojos; El compromiso e involucramiento ante situaciones de emergencia como las inundaciones de fines del año pasado y la dramática sequía que azota buena parte del territorio por estos días del que pareciera no han tomado nota.

Pero no queremos dejar de destacar que la forma más elocuente de galvanizar el desinterés y desprecio del Gobierno Provincialpor los chacareros lo representa la definitiva interrupción del dialogo y encuentro que alguna vez nos permitió la Mesa Agropecuaria como forma de intercambiar posiciones y opiniones.

NO QUEDA OTRA QUE RESISTIR Y HACERNOS CARGO DE NUESTRAS PENURIAS HASTA TANTO SE REETABLEZCAN LA NORMALIDAD, LA CORDURA Y LA SENSATEZ……..

Sin perjuicio del desalentador panorama antes descripto, tanto de la negativa carga ideológica del Gobierno Nacional hacia nosotros, como de la indiferencia del Gobierno Provincial, y en ambos casos montados en desprolijas campañas proselitistas; de ninguna manera vamos a cesar en nuestra tarea militante de hacer notar nuestros pareceres y convicciones y con ello tratar de tener incidencia en la agenda pública de nuestros gobernantes.

Pero por sobre todo, debemos convencernos de que son tiempos de resistir y volcar en ello todas nuestras energías e inspirarnos en la nobleza de nuestros centenarios principios y convicciones.

Es por ello, que resulta fundamental en estos tiempos, la tarea mancomunada de todas las entidades organizadas del Distrito 8 a favor de sostener a los productores en sus chacras y permitirles preservar sus esquemas productivos, y con ello poder paliar estos tiempos difíciles:

En esta coyuntura, resulta fundamental el rol de las Cooperativas Agropecuarias, como sostén de sus asociados en circunstancias de dificultades con los elevados costos de producción, complicaciones al momento de la comercialización de la producción, y la consecuente falta de liquidez. Por estos días, y ante el deterioro de la producción triguera resultante de la desopilante intervención del gobierno nacional, la oferta de semilla para la implantación de este cultivo a canje y en las condiciones y porcentajes tradicionales, hablan por sí solo de su inalterado rol solidario.

La función de las Filiales resulta también de fundamental importancia, y deben sus dirigentes guardar especial actitud de militancia y dialogo permanente con los productores federados a modo de asistirlos en situaciones de dificultades económicas y financieras para asesorarlos convenientemente cuando las entidades financieras o las agencias de recaudación estatal muestran su peor cara, como ya se empieza a visualizar por estos días.

A estos efectos, también resulta de singular importancia el involucramiento de los dirigentes federados en la gestión de los Fondos Rotatorios para el financiamiento de la siembra de diversos cultivos que oportunamente aporto el Estado Nacional, que son administrados por los Municipios y aun hoy constituyen un interesante instrumento financiero.

El Fondo Rotatorio para la Producción Porcina que administra la Cooperativa de Carnes Alternativas de Federación Agraria Argentina ha generado en el Distrito 8 un visible desarrollo de esta producción, que con la incorporación de los grupos de porcinocultores al programa de Cambio Rural del INTA, se expresa en una significativa expansión de la cuenca porcina, pero por sobre todo con notables indicadores de eficacia y eficiencia a partir de la capacitación de los productores en cuestiones como genética, manejo y alimentación.

Esta expansión nos pone ante el desafío de incursionar en experiencias de integración horizontal, esto es, adoptar alguna forma de asociativismo como lo es el “Consorcio San Marcelo” que por iniciativa de un grupo de federados de la filial Parera hoy constituye un genuino motivo de orgullo para nuestro Distrito, por cuanto es una manera de poner en práctica esta necesidad de asociarse para ganar en escala y con ello eficiencia productiva que se expresa en los periódicos informes que publica el consorcio. Otra reciente forma de integración muy valorable por cierto, lo constituye el inconmensurable gesto que tuvieron los productores beneficiarios de este fondo rotatorio, que a modo de promover el desarrollo porcino de los compañeros federados de la lejana comarca de 25 de Mayo, aportaron más de cuarenta cachorras y dos padrillos a estos efectos.

Otra saludable acción, lo constituye la necesaria integración vertical de esta actividad productiva; esto es, ganar eslabones en la cadena de transformación y comercialización. Y como iniciativa para incursionar en este proceso, la Cooperativa “Productores Unidos de Eduardo Castex” Ltda. está construyendo una Planta de Faena de Ganado Menor, con un significativo estado de avance, que muy posiblemente se pueda poner en marcha en el curso del corriente año a partir de un significativo aporte económico del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y créditos individuales que varios asociados están gestionando ante el Ministerio de la Producción para volcarlos a esta empresa y poner operativa la referida planta frigorífica.

Estamos convencidos de que resolver la comercialización de nuestras producciones pecuarias posiciona muy favorablemente a nuestros productores en el competitivo mercado de alimentos. Es por ello que estamos abocados a la puesta en marcha de un puesto de venta y distribución de los productos de la Cooperativa de Carnes Alternativas en la ciudad de General Pico, como una forma de posicionar estos productos federados y como contraparte de ello posibilitar una mayor fluidez de cerdos pampeanos a estas plantas elaboradoras en la provincia de Santa Fe.

En idéntico sentido, pero en cuanto a la ganadería ovina, la consolidación de la CROyPA constituye otro invalorable instrumento que brinda un marco de sustentabilidad y previsibilidad a los productores federados que desarrollan esta actividad.

Queremos destacar muy especialmente las diversas iniciativas de los Centros Juveniles Agrarios que gestionan sus propias acciones de capacitación y perfeccionamiento en respuesta a las expectativas y demandas de los jóvenes federados. Asimismo, son activos protagonistas en experiencias de Cambio Rural a partir de haber asumido la responsabilidad de desarrollarse como porcinocultores como beneficiarios de los fondos rotatorios porcinos. Otros, con idéntica responsabilidad, han dado forma a diversos proyectos de inversión productiva a partir de créditos del programa “Primer Emprendimiento”, que en sí mismo constituyen buena parte de un proyecto de vida. En este punto debemos decir que este programa no ha satisfecho convenientemente todas las expectativas despertadas en los jóvenes federados, en algunos casos por el direccionamiento y en otros por la extrema burocracia." www.infopico.com