Miércoles 10 de Agosto de 2022

Hoy es Miércoles 10 de Agosto de 2022 y son las 01:58 - FM LA VOZ 96.5

  • 20.9º

20.9°

EL TIEMPO EN TRENEL

10 de septiembre de 2013

Dos tías reconocieron el cuerpo. Preventiva al padrastro del chico encontrado en Parera

Leonardo Noguera, el marido de la madre de la víctima –que fue identificada como Brian Ezequiel Enriquez, de 15 años-, fue acusado formalmente por el delito de "homicidio simple" y se le impusieron 30 días de prisión preventiva. Se trata del caso del hallazgo del cadáver del adolescente encontrado en la banquina de la ruta 9, entre Luiggi y Parera. El defensor de Noguera dijo que no hay elementos para acusarlo y que ni siquiera se ha determinado en forma fehaciente si fue una muerte violenta.

A los investigadores no les cierra para nada que haya pasado tanto tiempo y que ningún integrante de la familia de Brian Enriquez haya dado aviso de su desaparición.

Ni siquiera su propia madre, Laura Enríquez, a quien se considera prófuga aunque se sabe que viajó a Buenos Aires a llevar al Garrahan a uno de sus hijos.

Por eso y por otros elementos que manejó la fiscalía a cargo de Ana Laura Ruffini, el juez de Control Marcelo Pagano, decidió aplicar los 30 días de preventiva a Leonardo Noguera, pese a que su defensor, Guillermo Costantino, se opuso únicamente a esa medida al repasar que no existen elementos firmes contra el acusado e incluso, que todavía tampoco se ha determinado en forma fehaciente la causa y las características de la muerte del adolescente.

El cadáver de Brian Enriquez fue encontrado en la banquina de la ruta 9 el 15 de agosto por personal de Vialidad Provincial. Entonces los especialistas indicaron que la muerte databa de unos 20 a 30 días. En todo ese tiempo, nadie reclamó por la desaparición del jovencito.

El hallazgo de tickets de quiniela y el posterior llamado de una prima a la Comisaría de Parera abrió una luz en la investigación, hasta que permitió corroborar de quien se trataba. Cuando la policía fue por los familiares, su madre se había ausentado rumbo a la Capital Federal, para hacer atender en el Garrahan a su hijo discapacitado de 12 años. Fue junto con su hija, cuyo padre es Leonardo Noguera, el único detenido que tiene la causa.

En la mañana del lunes, fueron dos tías del adolescente llegadas de Claypole, las que reconocieron el cadáver. Hablaron de la falta de una pieza dentaria y del tatuaje con la letra B en la pantorilla derecha.

También aludieron a una fractura reciente que había sufrido el joven Enriquez, por cuyas heridas estuvo internado en el hospital de Rafael Calzada, Buenos Aires, que le obligaba a desplazarse con muletas.

Un dato que todavía es misterio para la policía: de las muletas ni rastros. El cadáver, además, apareció desnudo.

Los investigadores saben además, que el jovencito era conflictivo y que tuvo problemas con la ley y que también tenía problema de adicciones.

Su madre, separada de su padre, se había juntado con Noguera y como los inconvenientes de convivencia que tenían entre las familias no cesaban, Laura Enriquez y Leonardo Noguera resolvieron irse a vivir a Parera, de donde es prácticamente oriundo Noguera, aunque nació en Buenos Aires.

Brian quedó al cuidado de una tía paterna, pero venía a Parera a visitar a su madre y nunca había perdido contacto con sus familiares por más de tres días.

Por eso para la policía también es dudoso por qué razón a otra prima que llamó para preguntar por Brian el pasado sábado, se le respondió que el adolescente estaba bien, pero que no preguntaran más por él.

La fiscal Ruffini entendió que Noguera –que prefirió no declarar por indicación de su defensor-, es sospechoso del delito de “homicidio simple” y pidió al juez Pagano que se le apliquen 90 días de prisión preventiva en tanto se sustancia el juicio en su contra.

Reclamó también una pericia siquiátrica, la apertura de un teléfono celular y una segunda autopsia a cargo del forense provincial Juan Carlos Toulouse, el eminente médico patólogo.

El defensor de Noguera, Guillermo Costantino, no se opuso a los pedidos efectuados por la fiscal, a excepción de la prisión preventiva.

Y para fundamentar su solicitud dijo que Noguera vive en Parera desde niño y que no existe peligro de fuga. Pero además, recordó que hasta ahora no existe móvil del crimen y ni siquiera se conocen a ciencia cierta las causas de la muerte de Enriquez y menos se sabe si realmente se trató de una muerte que sobrevino a un hecho violento o no.

Pagano no obstante, optó por satisfacer el pedido de la fiscal Ruffini, pero por el término de 30 días. Noguera seguirá detenido en tanto continúa la investigación. www.maracodigital.net