Lunes 4 de Marzo de 2024

Hoy es Lunes 4 de Marzo de 2024 y son las 02:06 - FM LA VOZ 96.5

  • 20.9º

20.9°

EL TIEMPO EN TRENEL

2 de agosto de 2023

Posicionamiento del Frente Patria Grande en relación a la problemática del Río Desaguadero-Salado

El ministro de Economía y Precandidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa visitó Y recorrió las obras del dique EL TAMBOLAR. En el día de ayer el Frente Patria Grande de La Pampa se expidió sobre la problemática del Río Desaguadero-Salado.


El Desaguadero - Salado es un río de origen cordillerano que comienza en la provincia de Catamarca, desembocando en el río Colorado y posteriormente en el océano Atlántico. Es un rio interprovincial y como tal las provincias que éste atraviesa, incluida La Pampa, tienen derecho a su uso y couotaparte de decisión respecto del mismo, tal como lo consagra la actual Constitución Nacional.
El uso unilateral e inconsulto que se haga del agua por parte de una o unas pocas provincias aguas arriba es claramente un tema político. No se puede cambiar el curso de los ríos. No se puede hacer y deshacer lo que se quiera con el agua que le pertenece a muchas provincias río abajo.
En este sentido, la postura del precandidato presidencial Sergio Massa en relación a la construcción de la represa El Tambolar sobre el curso del Desaguadero, en la provincia de San Juan, atenta contra un derecho internacional y nacional y desconoce las consecuencias ecológicas, económicas y demográficas sobre el uso unilateral del uso del recurso del río, especialmente para nuestra provincia.
Por ello hay que insistir en la posición que La Pampa ha sostenido históricamente: que es imprescindible plantear un comité de cuenca donde todas las provincias acuerden un marco de uso común, tal como el COIRCO en el caso del Río Colorado.
La provincia de La Pampa y sus habitantes sabemos lo que significa el uso unilateral de los ríos y aguas. La postura de la provincia de Mendoza siempre ha sido esquiva a democratizar el uso del agua de los ríos, tanto para la su gente, como para con las provincias vecinas.En Mendoza el agua del Atuel y otros ríos es utilizada de manera ineficiente, fundamentalmente por los grandes terratenientes, y falta agua para los pequeños productores del sur de Mendoza, así como para dejarla escurrir libremente hacia otras provincias como La Pampa. Incluso tras el fallo de la Corte Suprema a favor del reclamo sobre el caudal mínimo fluvioecológico de agua que le corresponde a nuestra provincia, el gobierno de Mendoza se niega sistemáticamente a cumplirlo.
Entendemos que los comités de cuenca son el marco propicio para acordar políticas de uso, prioridades y problemáticas relacionadas al agua. Pensar y actuar a nivel cuenca constituye un principio aceptado internacionalmente y plasmado en las leyes de Argentina y que nadie podría o debería desconocer. La ejecución de obras inconsultas y no acordadas en nuestros ríos traen innumerables perjuicios y pisotean los principios y leyes existentes a nivel país. Existe una avanzada marcada sobre el uso de los ríos y esto se ve reflejado en proyectos y obras como Portezuelo del Viento, el Baqueano y ahora El Tambolar.
En relación con esto, el concepto de cuenca, y cuenca hídrica en este caso, es el más adecuado para el manejo de los ríos. Pensar en cuenca implica tener dominio y conciencia de la integralidad en las relaciones y el funcionamiento que lleva aparejado un rio. También implica tener en cuenta la diversidad de actores sociales que utilizan el agua, los múltiples usos existentes y las distintas prioridades de asignación. Un recurso compartido debe tener una gobernanza compartida. Y debemos democratizar la gobernanza, uso y acceso al agua. Los pampeanos y pampeanas nos vemos afectados con construcciones de represas y uso de las aguas de manera inconsulta. Nos niegan el agua que debería correr por nuestro territorio. Nos cargan con todas las consecuencias ambientales del mal uso del agua que realizan en otras provincias. Y en dichas provincias también hay personas y comunidades excluidas del derecho al uso y goce del agua de los ríos.

Los bienes y servicios ambientales no reconocen límites o fronteras ficticias. Todas las acciones que se lleven a cabo sobre los ríos tienen sus efectos, que muchas veces trascienden el lugar donde se llevan a cabo. Los pampeanos y las pampeanas sabemos bien que significa eso.
Incluso podemos poner un ejemplo a nivel internacional que resulta gráfico, y es que pasaría si en Brasil se hacen represas de forma inconsulta y Argentina se queda sin el río Paraná por su uso. Eso es bien ilustrativo de lo que suele pasar con el uso del agua por parte de pocos.
Estas realidades que vivimos en La Pampa y que se repite al interior de otras provincias es algo que nos debe interpelar. El agua no se puede guiar sólo por el criterio del mercado como se viene realizando en muchos lugares de la patria, donde quien más derecho al agua tiene y en la práctica gobierna el uso y destino del agua, sea quien más tierra tiene. Las y los “pampeanos” de esta y otras latitudes (mendocinos, sanjuaninos, catamarqueños, etc.) excluidos del agua debemos estar más de acuerdo que enfrentados, ya que el ambiente y la cuenca que compartimos es común. Debemos democratizar el uso y goce de nuestros ríos en favor de las mayorías y no de unos pocos intereses económicos.
Debemos tener una conciencia global da las problemáticas ambientales. No se puede pensar en micro, en sólo el metro cuadrado que habitamos. Compartimos un planeta y destino común como humanidad, tenemos un presente injusto y despojante también en materia ambiental y debemos construir un futuro mejor para todos nosotros y quienes vendrán.

Santa Rosa, 31 de agosto de 2023

Enviado por Karen Alzamora A.